Arcano 18 en los Tarot Acuariano, Egipcio y Marsella

“Arcano” significa secreto. En todas las entregas de esta serie es difícil sustraerse al sentido oculto de cada lámina. Pareciera que todas ellas nos introducen en algún misterio velado tras las imágenes y esto se profundiza aún más en el número 18.

Sin importar la baraja que elijamos, la fertilidad es el tema que atraviesa a esta lámina pero cada mazo la aborda desde distintos ángulos. En el acuariano, la luna mengua para dejar espacio a un nuevo ser que nacerá. Parte de sí declina en favor de lo que vendrá, parte de sí se expresa en lo que nacerá. Es su propia transformación silenciosa, en la oscuridad de un útero, lo que la completa y la vuelve llena.

En los mazos egipcio y de Marsella, la fertilidad tal como la acabamos de pensar ya ha declinado profundamente. Esto significa que queda poco por sembrar, que no es momento de depositar expectativas ni de invertir en grandes esfuerzos. Las cosas han seguido su rumbo a través del tiempo y hoy nos encontramos con los resultados y con los efectos de nuestro desenvolvimiento.

No se trata de esterilidad sino de declive…hasta que surge un llamado, un eco y armonía que tienden a volver a despertar la vida que parece no querer retornar y expresarse. Curiosamente, lo mismo que la ha agotado como tal es lo que la invoca. Es como buscar a quien habíamos dejado atrás luego de nuestras andanzas.

El naipe marsellés nos brinda un dato más acerca de esta curiosidad. Lo que hemos alcanzado, logrado, construido o creado, precisa combustible para mantenerse con vida, subsistir, permanecer y continuar existiendo en su propia naturaleza. Por eso

Sol-Luna

Hay un hilo invisible que no se puede olvidar, una especie de cordón umbilical que alimenta incluso desde la lejanía. Algunos dicen mirar hacia atrás para reconocerlo, otros lo miran como una especie de conducto por donde pasan sensaciones y emociones, algunas nefastas, otras agradables. A él se retorna, un movimiento regresivo que puede adquirir muchas formas. Desde ese punto inicial, lo que hemos desarrollado entonces seguirá siendo, como cuando una semilla recibe calor.

Más allá de la posición de la lámina, en la secuencia de naipes podemos observar la concepción, el desarrollo y el retorno hacia el origen luego de habernos alejado de él. Al mundo astral siempre se lo ha asociado con la Luna, El Crepúsculo o momento de comunicación psíquica en la Tierra. La luz y la oscuridad en el mundo emocional pueden, entonces, referirse a estos tres hechos relativos a la fertilidad en general: la gestación, el desarrollo y la reproducción de cualquier obra (la posteridad, el legado, la progenie…).

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura de Tarot personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: No es posible realizar esta acción