Consultoría en I Ching, Tarot y Astrología

Arcano 10

Arcano La Rueda de la Fortuna Tarot en Tres Mancias
Arcano La Rueda de la Fortuna
Tarot acuariano, egipcio y Marsella

Estas láminas son dinámicas, muestran cómo se expresan las fuerzas naturales: para que alguna lo haga es preciso que decline otra, y lo vemos en los cuatro elementos, en las densificaciones y cuando algo se volatiliza. Pero es importante tener en cuenta que las causas de este modo natural de desarrollar las cosas se originan en la mente, es decir, que hay mente en la expresión de lo natural, no en la naturaleza misma sino en los movimientos de la naturaleza…Y dado que no existe lo estático, resulta que todo es mente.

En este arcano en particular se conjugan dos temas que en Tres Mancias se han tratado en algunas notas: el karma y el libre albedrío. El karma como acción natural, el libre albedrío como voluntad que dirige los movimientos. A esta lámina se la ha asociado a La Rueda de la Fortuna. Otras asociaciones al arcano también las podemos encontrar en los símbolos duales y en los signos de la cualidad fija en el Zodíaco (Tauro, Leo, Escorpio, Acuario).

El azar está presente a través del libre albedrío pues de él depende la dirección e intensidad del movimiento que impulsamos. Cuando obtenemos esta carta en consulta, lo primero que podríamos preguntarnos es cómo incide nuestra voluntad en el orden de cosas que se presenta. No podemos desconocer las causas de lo que sucede, tendremos que tratar con ellas y enfocar nuestra energía para producir algún cambio que las transforme.

Por sobre o detrás de todo esto está la voluntad humana, o la astucia, la habilidad y el ingenio para moverse en los asuntos del mundo y cambiar lo fijo. También, entonces, se trata de una lámina de conexión mundana que nos indica que nos interesamos por las cosas concretas, por los resultados y los efectos visibles de las acciones propias y ajenas.

Las condiciones fijas son efectos de acciones pasadas, el cambio en esas condiciones fijas lo imprime la mente, y esto es un ciclo que se repite y que nos recuerda que estamos profundamente ligados a la transformación de la naturaleza. Y cuando ello ocurre, el tiempo nos presenta un rostro conocido: el propio, como efecto, como consecuencia, con apariencia fija y natural aunque íntimamente humanizado porque proviene de nosotros mismos.

Lámina de ciclos, muestra el desarrollo a través de un período determinado de tiempo. Sin embargo, también nos invita a observar el presente, punto de origen de causas venideras. A este naipe también se lo ha denominado La Retribución.

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados

¡Comparte esta nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on telegram

¿Preguntas, sugerencias ...? ¡Comenta y participa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más arcanos mayores 

Otras notas y tips esotéricos

Ya te has suscrito a la newsletter.

¡Pronto recibirás
un e-mail de Tres Mancias!