Consultoría en I Ching, Tarot y Astrología

El Ascendente Acuario

Empezamos con un viaje arcano para conocer las resonancias de Acuario cuando este signo se encuentra en el horizonte natal. Urano será tu regente astral y rápidamente comenzará la resonancia esotérica de este signo a través de Marte. Con la exaltación de Escorpio, el Tarot egipcio nos invita a recorrer la travesía con imágenes para todas estas resonancias energéticas.

Ascendente Acuario - Astrología en Tres Mancias
Resonancias planetarias para Acuario con arcanos del Tarot egipcio ~ Astrología del Desarrollo

Con Urano regente, este Ascendente indica algún final kármico, con la posibilidad de diseñar y de usar libremente la energía en un panorama de vida en el que se presentan más medios y modos disponibles que los que se quisieran. La estrechez de miras, las auto-imposiciones, los temores a innovar o el no permitirse cierta originalidad pueden surgir como maneras de restringir las decisiones ¡y de no hacer un uso concreto de la libertad!

Hay un inusual indeterminismo actual para usar recursos y disponer de medios, y ello resulta ser una novedad para sí. Así que surgen varios interrogantes: ¿cómo es la energía que kármicamente llega a su fin?, ¿cuáles son las tendencias que junto con el ascendente lunar (Nodo Norte) aún resuenan con la meta vital actual?, ¿qué ocurre con el karma de las decisiones en el presente?

Todavía no surge un nuevo inicio sino que se trata del final de un patrón que se ha venido manifestando a lo largo del tiempo. El presente pareciera ofrecer las mejores oportunidades para expresar lo vivido (incluso de lo que no se tiene recuerdo consciente) y también para poner en escena los gérmenes de una nueva proyección a futuro que aún no se halla moldeada pero que irá tomando forma mental durante el actual presente de transición entre aquel cierre kármico y el nuevo comienzo en proceso de definirse.

Con la figura de El Emperador como forma arcana del regente astral (Urano), la persona parte desde el autocontrol y va adquiriendo mayor libertad durante el desarrollo. Con su magnetismo sexual puede inducir cambios radicales que despiertan la energía potencial contenida en la materia: entra en contacto con el mundo lunar a través de la magia sexual y del dominio psíquico, dos características que comparte con el arcano 22 – El Regreso (la forma venusina exaltada) aunque este ascendente no precisa involucrarse emocionalmente para ejercerlo. (Arcano 4).

Esta forma mental del arcano se asocia a la experiencia astral de Escorpio exaltado: la luz (que hace conocer) se encuentra con la oscuridad (que vela los misterios). Desde el punto de vista esotérico, esta situación es delicada porque se trata de la reunión de dos formas mentales que abrazan directamente dos tipos de tonos: la energía atrapada en la materia densa y la energía dinámica, y tanto la una como la otra poseen sus propios modos de expresión.

El encuentro es un llamado mutuo, un momento de comunicación física, mental y emocional entre mundos que naturalmente se manifiestan en distintos períodos. La resonancia confronta con el potencial destructivo y tiende a develar todo lo que se halla oculto, es decir, es una articulación que puede traer problemas justamente con lo que se halla acostumbrado a mantenerse velado. (Arcano 18).

De todas maneras, es un desarrollo altamente psíquico para conducir las emociones a través de la fuerza, el deseo, la acción y el magnetismo sexual. Si bien estas cualidades provienen de la Luna y se orientan hacia el mundo material del karma (densificación), con este desarrollo ahora precisan generarse desde el pensamiento, el magnetismo psíquico y la voluntad. Esto se produce a través de una conciencia básicamente de tipo individual que ha retirado su mirada hacia sí misma para destilar su propio deseo desde su Mente. (Arcano 9).

Si te interesa especialmente el esoterismo, esto se traduce en algunos movimientos de encuentro entre tonos. Si el deseo continúa ligado en mayor medida a su origen kármico, las experiencias escorpianas del arcano El Crepúsculo (el nombre de la lámina egipcia para La Luna) no serán redireccionadas hacia el área psíquica, y el mundo lunar seguirá ligado a ellas. Pero el desarrollo del ascendente Acuario provoca que la voluntad se exprese directamente en la materia densa y, cuando esto ocurre en estas circunstancias, las formas físicas naturalmente son destruidas. Tal es la situación de El Crepúsculo cuando no cambia el origen del deseo. Para meditar sobre esto en profundidad, puedes acercarte a la expresión esotérica de Escorpio con su regente Marte (Las tres cartas natales).

¡Pero sigamos con el desarrollo de Acuario! Urano se asocia a dos arcanos egipcios de regencia, y ambos resuenan con los cuatro elementos unificados (el uno): el sonido que evoca e invoca «materia» y «espíritu». Ya vimos una de ellas (El Emperador), y la otra (La Transmutación) es bastante abstracta y genérica, pero puede aplicarse a cualquier proceso cuando se elevan las frecuencias de tono. (Arcanos 4 y 21). ¿Todo esto te recuerda a la Astrología kármica? Revisa los cambios del Sol y de la Luna a medida que transcurre tu experiencia, pues La Transmutación es una forma que se aplica a todos ellos.

Para más detalles, esta transmutación precisa estar asociada o ir a la par de la experiencia lunar de La Emperatriz: la elevación del tono ocurre con una orientación precisa, no errática, un movimiento definitivamente evolutivo para la mente en latencia ¡y sin efectos dinámicos o destructivos!

Este proceso acuariano es similar al que ocurre para el ascendente en Leo, el signo opuesto, pero allí la integración Sol-Luna brinda una versión más personalizada del desarrollo. En Acuario, la resonancia redobla su carácter impersonal, y las antiguas formas (especialmente las de la Luna) se redefinen según las síntesis alcanzadas en el proceso. (Arcano 3). ¡Estas síntesis son las de tu signo solar y su opuesto! Busca tu signo en Desarrollos solares, otro conjunto de publicaciones dedicadas a la Astrología del Desarrollo.

Ya habrás visto cuántas particularidades hay que observar en una carta natal para sólo caracterizar al Ascendente. Si tu horizonte está en Acuario, ¡presta especial atención a Marte, Júpiter y Escorpio! Y, por supuesto, no podremos dejar de lado los detalles kármicos que se ponen en juego, y a tu Sol, siempre de la mano de los movimientos y canales esotéricos.

Puedes pedir un informe astrológico personalizado sobre el karma, el desarrollo y el libre albedrío en la página de consultas. ¡Y no te olvides de dejar tus comentarios! Recuerda que las consultas técnicas en Tres Mancias son gratuitas, y que la inscripción al curso de Astrología Esotérica está abierta. ¡Te espero!

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados

¡Comparte esta nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on telegram

¿Preguntas, sugerencias ...? ¡Comenta y participa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Ascendentes

Otras notas y tips esotéricos

Ya te has suscrito a la newsletter.

¡Pronto recibirás
un e-mail de Tres Mancias!