Empezamos con un viaje arcano para conocer las resonancias de Escorpio cuando este signo se encuentra en el horizonte natal. Plutón será tu regente astral y comenzarán los ecos hacia el Sol profundizando en su propia expresión. Con la exaltación de Sagitario, el Tarot egipcio nos invita a recorrer la travesía para estas resonancias energéticas.

tarot egipcio

Con Plutón regente, las definiciones de sí mismo son fundamentales para aumentar o disminuir la vitalidad en general, ya que de ellas deriva el sentido de poder personal. La capacidad de concentración y enfoque se puede utilizar fácilmente en los procesos de cambio, en los que parece que siempre se puede apelar a una fuente de energía potencial latente que surge cuando la individualidad o el sentido de sí se ven conmovidos.

Esta capacidad también se utiliza para encontrar y poner en marcha los recursos personales que antes pudieron estar inactivos. La voluntad de reiniciar parece ser una disposición mental que resulta muy adecuada para explotar potencialidades, y las decisiones en torno a su uso (modos, fines y otros involucrados) plantean cuestiones éticas sobre el manejo de la energía personal y de los efectos sobre el entorno.

Ciertas áreas específicas tales como la salud física y la sexualidad suelen indicar cómo se transitan los cambios, qué dificultades se encuentran y cómo se desarrolla la autopercepción, aspecto fundamental que posteriormente determina los modos de las relaciones y los tipos de actividad en general. Surge el interrogante acerca de cómo se vinculan los modos natales de distribuir, anclar y materializar la energía con las renovaciones que es preciso realizar específicamente en sí mismo, ya que parece que los resultados o alcances de esta forma de vitalización se hallan ligados kármicamente a anteriores usos de la fuerza mental y de las facultades psíquicas, por lo que es probable que las vías de la meta vital precisen de momentos de soledad que faciliten la reflexión del movimiento hacia fuentes de energía interna.

La cuestión de las retribuciones kármicas se observa en cualquier tipo de eliminación de formas, y depende de la previa orientación de la conciencia y de la irradiación personal ya que no puede haber retribución sin haber definido un objeto al que retribuir. Es una forma mental bastante abstracta que potencia cualquier acción impulsada por el deseo, una forma que se adelanta a las circunstancias previendo los efectos en uno u otro sentido. A corto o largo plazo, el molde regenera a través de una eliminación que puede estar acompañada de dolor psíquico y en la que los antagonismos y tensiones elementales se vuelven autodestructivos. (Arcano 10).

También es una forma que muestra de manera indirecta el modo de obrar de El Mago. Al ampliar los efectos de sus creaciones, se desarrolla una perspectiva que abarca el potencial de las acciones presentes, las cualidades de la conciencia que las originaron y la fase del proceso mágico que se está atravesando: destrucción-regeneración-creación. (Arcano 1).

La energía enfocada a través de estas formas se exalta por inducción de la conciencia solar pues la lejana resonancia hacia Urano se desarrolla desde el noveno centro etérico, una zona que no se halla directamente asociada al cuerpo físico. La regeneración se impulsa desde el área de la intuición y de la voluntad, impregna al cuerpo físico a través del etérico y actúa sobre la vitalidad física, evocando el potencial de la materia en la comunión interna entre el Sol y la Luna. La forma de la exaltación apela a la potencialidad ya que propone evocar la energía ligada kármicamente a las luminarias para que las nuevas proyecciones creadoras no precisen eliminar patrones por acción directa sobre la materia densa, lo que significa reubicar los tres momentos de todo proceso creativo principalmente en el área mental. (Arcano 19).

Este tipo de disposición también puede potenciar la actividad dinámica en los tres cuerpos solares y generar efectos de retribución sobre ellos mismos ya que, cuando su forma surge en la actividad solar, sus efectos se potencian también en esta. La resonancia articula al cuerpo etérico directamente con las cualidades solares que pueden orientar la energía, y nuevamente depende del uso de sus facultades y medios disponibles. La exaltación por sí misma no tiene objeto de ser para transmutar la materia ya que sin mediación mental que direccione la energía, la conciencia general puede teñirse de un astralismo que resultará destructivo en sentido involutivo y personal. (Arcanos 10 y 1).

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados


Tres Mancias

Soy Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas personalizadas con monedas (I Ching), con cartas de Tarot y cartas astrológicas. También enseño Astrología on line. En todas mis lecturas, el enfoque es pragmático y laico, aportando información real, precisa y útil para que quienes me consultan ¡tomen decisiones por sí mismos!

0 comentarios

¿Preguntas, comentarios, sugerencias?...¡Adelante!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Ya te suscribiste a la newsletter!

Te actualizaremos con nuevos contenidos gratuitos y descuentos exclusivos en lecturas y cursos de:

¿Quieres difundir tu arte relacionado con el I Ching, el Tarot y la Astrología? Participa de la sección «Arte y Mancias» del blog, ¡el espacio está abierto a promociones gratuitas!