Chavela Vargas: un adiós sin mirar atrás (breve lectura)

Carta natal de Chavela VargasCarta natal de Chavela Vargas, alias «La Chamana» ©Tres Mancias

Si bien en toda la serie de cartas que se presentan aquí no se hace hincapié en los detalles del proceso de reencarnar, habría que tener en cuenta algunas de sus características para comprender a qué fase del proceso se refieren los indicadores kármicos.

En la carta que observamos, algunas cualidades se hallan enfocadas en el eje de nodos. Podría decirse que existía un lazo de índole personal entre Chavela y el grupo kármico al que pertenecía, un vínculo en el que la niñez (etapa vital donde se gestan las características basales de la personalidad posterior) tuvo un rol fundamental para posicionarse como mujer y como gestadora en sentido amplio.

A su vez, se presentan otras cualidades también ligadas al eje de nodos. Son tres planetas transpersonales, usualmente interpretados como indicadores generacionales. Por lo tanto, podría afirmarse que los movimientos masivos que caracterizaron al ambiente donde Chavela se formó y desarrolló también precisan ser considerados como refuerzos del sentido de presente con el que había vivido desde su infancia.

Al no observarse un karma específico y estando los nodos aspectados, la interpretación kármica entonces realza la conexión de la conciencia con el tiempo actual que toca vivir. En este caso, tanto en lo personal como en lo generacional. No hubo retribuciones, ni positivas ni negativas, no hubo deudas y tampoco hubo experiencias pendientes sino que buena parte de la energía total de la persona estuvo comprometida con su propio eje evolutivo: en lo personal libre de ataduras, en lo colectivo proyectando hacia el futuro.

Un magnetismo que no descansa hasta crear transformaciones, un amor que reúne lo que se halla separado, sueños recuperados antes de despegar hacia el futuro, una vida aprovechada mientras juega con su propia muerte, una madre que alimenta el fulgor del corazón. Sumergirse en la piscina astral, viviendo a pleno el tiempo presente para salir de ella con la carta de la realización, nos habla de un tiempo que ha tocado a su fin, de acciones sin herencia, de un latido que reaparecerá cuando se presente un más allá de lo logrado.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesaría una lectura astrológica del karma, personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 commentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción