Consultoría en I Ching, Tarot y Astrología

Hexagrama 40: La Liberación (15-22-36-52)

hexagrama 40 I Ching
Hsieh (40) ~ La Liberación

La Liberación es uno de los tres signos o hexagramas chinos que cuentan con un orden interno mediana e inciertamente (in)estable (ver Hexagrama 63: Después de la Consumación, o Chi Chi). Se define a través de la imagen natural del trueno sobre el abismo y, como pertenece a un ciclo productivo de la energía, indica una circunstancia que producirá novedades y hará surgir nuevos recursos/productos mediante un movimiento particular: la separación de los componentes de una situación.

Los signos relacionados a Hsieh en esta nota lo contienen como común denominador: como situación interna oculta o no visible. Y, en términos generales, para todos ellos ocurre lo mismo: sus formas son cuestionadas y todo aquello que resulte novedoso o productivo les presentará fricción y conflicto.

Es un efecto natural porque La Liberación desarma a aquello con lo que entra en contacto: la profundidad y la oscuridad (abismo inferior) generan luz y conocimiento (trueno superior), y a su vez el movimiento de ambos es opuesto (el primero desciende, el segundo asciende). Una situación ya configurada precisa mantener cierto juego interno de luz/oscuridad para definirse como tal, y Hsieh justamente induce resaltar a cada elemento en su propia importancia (con todo lo que ello implica).

flor

Por el contrario, si se quiere reducir esta tendencia al desarme en los hexagramas relacionados, y sostener la situación que cada uno de ellos señala, pueden encontrarse referencias útiles en el signo Chun – El Obstáculo Inicial (incluido en Hexagrama 23: La Desintegración), en el que encontramos qué elementos introducir para contrarrestar. Pero como se verá, estos signos relacionados tienen éxito a la hora de mantener sus propias cualidades.

Como generalidad, los signos se contrarrestan o se afianzan (según la preferencia de quien consulta) recurriendo al hexagrama que se forma al invertir el orden de sus trigramas. Pero La Liberación, como signo interno, resulta conflictivo en mayor o menor grado, y en función de ello se proponen algunas palabras clave para cada una de las siguientes situaciones:

hexagrama 15 I Ching
Ch´ ien (15) ~ La Modestia
Atesorar. Se cuenta con las disposiciones necesarias para mantener en reserva lo que se tiene o se conoce, y para no llevar adelante acciones que llamen la atención. Se explora, se acumula y se guarda para sí. Aumenta el conocimiento de las cosas y de los seres y no interesa el desarrollo externo. Por el contrario, esta posición permite profundizar pero sin despertar a la acción, con movimientos de sondeo que no cesan de generar gérmenes para potenciales desarrollos. Especialmente en este signo, Hsieh puede ser un conflicto que funcione como motor para sí.

hexagrama 22 I Ching
Pi (22) ~ La Gracia

Autocuidado. Algunos factores claramente atentan contra la tendencia a embellecer, adornar y organizar de manera armónica. Habrá que prestar especial atención a todo aquello que tienda a menoscabar, opacar o hundir nuestras ideas e intenciones. Resulta fundamental mantener tranquilidad en nuestras relaciones externas y solidez en nuestra apariencia, pues algunos hechos o acciones pueden desestabilizar y alterar los contactos con el mundo o el entorno. Hsieh resulta bastante conflictivo para La Gracia, una situación que se expresa con plenitud sólo si la mente y la acción actúan en conjunto, concuerdan y se mantienen coherentes entre sí.

hexagrama 36 I Ching
Ming (36) ~ El Oscurecimiento
de la Luz

Retomar en beneficio propio. La influencia de Hsieh en Ming Ì es similar a la que tiene en Pi (ver apartado anterior). Pero sus efectos pueden ser mucho más peligrosos para esta situación, en la que se recomienda ocultar de forma deliberada las cualidades, saberes, movimientos, recursos, ideas e intenciones. Sin embargo, se cuenta con una ventaja: Hsieh también es tendencia hacia el conocimiento por discriminación y, si en consulta se obtuvo el hexagrama 36, dirigirse hacia las profundidades evita la visibilidad y los peligros que derivan de ella.

hexagrama 52 I Ching
Ken (52) ~ El Aquietamiento

Reposar. En esta situación, Hsieh resulta muy poco conflictivo porque es una tendencia muy contrarrestada por las mismas características de la situación en consulta: solidez, tranquilidad, reforzamiento, inflexibilidad. El signo indica permanecer inconmovible ante las novedades y la separatividad, y detener el movimiento (interno/externo). Lo que ocurre, lo que se gesta, es un misterio, y pareciera que no hay manera de encontrar señales acerca de ello. Las fuerzas que imperan en la situación se han vuelto más poderosas que las circunstancias originales.

La Liberación influye de manera similar en dos pares de hexagramas: La Modestia (Ch´ien, 15) – El Aquietamiento (Ken, 52) y La Gracia (Pi, 22) – El Oscurecimiento de la Luz (Ming Ì, 36). Aunque genere fricciones, ¡no llega a desarmar las situaciones que lo contienen como hexagrama interno! Es una tendencia que puede ser retomada para impulsar el conocimiento o para enfocarnos en nuestros propios objetivos, aunque siempre resulte inquietante.

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados

¡Comparte esta nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on telegram

¿Preguntas, sugerencias ...? ¡Comenta y participa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más signos internos

Otras notas y tips esotéricos

Ya te has suscrito a la newsletter.

¡Pronto recibirás
un e-mail de Tres Mancias!