hexagrama 53 i ching
Chien. La Evolución. El Progreso Paulatino. Ir paso a paso

Hexagramas relacionados
12 – 17 – 25 – 45

La Evolución es un signo condicionado por el caos (Wei Chi, 64). Al sugerirse avanzar con método y lentamente, este signo Chien guarda reminiscencias con la actividad organizadora de otro signo también condicionado por Wei Chi, La Familia. Pero mientras que en La Familia priman los roles, en el caso de Chien el énfasis se halla puesto en la idea de la asociación como piedra fundamental hacia el orden.

Este signo trata también acerca de la observación de las cosas para encontrar el método adecuado de encaminarse hacia los objetivos. La mirada, entonces, buscaría encontrar un modo preciso y objetivo de avanzar con calma y a través del estudio de los seres y de las cosas.

Hexagrama 53: La Evolución (12-17-25-45)

Esta disposición basal del ánimo que orienta la acción es el factor condicionante en otras cuatro situaciones reseñadas en El Libro de los Cambios. Algunas de las palabras clave para dichas situaciones son:

hexagrama 12 i ching
P´I (12). El Estancamiento

Error. El método de acercamiento a nuestras aspiraciones no funciona. No contamos con una visión objetiva que nos sirva para avanzar en la situación. Hemos tenido la chance de hacerlo pero la oportunidad se nos ha escapado de las manos e incluso la potencialidad de lo creativo se ha perdido momentáneamente. Se trata de una circunstancia nefasta pues que la energía no circule es un movimiento contrario a la vida. También es un momento de involución que, por supuesto, contiene la opción de trocar en evolución pues Chien subyace en la detención del movimiento. Habrá que revisar modalidades, técnicas y planes de acción que no han hecho sino trabar la fluidez que hubo otrora. Mirando hacia atrás, incluso el caos era más prometedor.

hexagrama 17 i ching
Sui (17). El Seguimiento

Sostener una visión. Habrá que confiar en los planes trazados antaño, por otros o por nosotros mismos, aferrarse a las normas y reglas que establecen modos prediseñados de actuar, y mantener constancia en una empresa (personal, familiar, social…) que está en ciernes y que crecerá lentamente si se siguen los pasos estipulados. Puede parecer que carecemos de liderazgo pero una manera de compensar resulta ser la adherencia a valores y modalidades de acción que derivan de las asociaciones. Nuestra cooperación resulta fundamental para mantener una línea evolutiva, es decir, una línea de sentir, pensar y actuar que nos conduzca hacia nuestros objetivos.

hexagrama 25 i ching
Wu Wang (25). La Inocencia

Libertad. Al contrario de Sui, en esta ocasión se requiere introducir elementos fuera de serie y sin curso de acción planificada. Es como comenzar un nuevo día, libre de lo anterior, despejando el terreno de ideas previas que enmarcaban la perspectiva. Ciertamente es un esfuerzo para la mente, pues recordemos que la situación proviene de Chien, en la que se estaba introduciendo un método para salir del desorden. Pues ahora dicho método precisa ser modificado, reinventado pero no con otro método sino confiando en la espontaneidad de nuestras intenciones y deseos. Es interesante observar que en esta situación pueden surgir tejidos enrevesados que habrá que desarmar, y ello es una reminiscencia de Antes de la Consumación, el signo que subyace al método que veníamos implementando.

hexagrama 45 i ching
Ts´ui (45). La Reunión

Ahondar en la senda. Sea cual sea la situación en la que nos hallamos inmersos, habrá que buscar en ella qué asociación de base puede resultarnos benéfica al brindar frutos. Una vez ubicados los elementos que nos sirvan de puntapié o trampolín hacia la consecución de nuestras metas, La Reunión sugiere redoblar la apuesta en esa línea de acción, la que nos conduce a ampliar nuestro círculo de pertenencia, de comunicación con los otros o de congregación social. El terreno se amplía, los planes se mantienen y, si se reformulan, nunca será hacia un movimiento en solitario o prescindiendo de los recursos que nos ofrecen las circunstancias.

La Evolución (Chien, 53) se halla como factor oculto que subyace en otros cuatro signos en I Ching: El Estancamiento (P´I, 12), El Seguimiento (Sui, 17), La Inocencia (Wu Wang, 25) y La Reunión (Ts´ui, 45). Un lento y calmo progreso puede estar acompañado de un movimiento involutivo por defectos en la visión y en la técnica, o por una actitud dócil de obediencia que nos permite aprehender enseñanzas, o por la innovación que deriva de la frescura de espíritu, o por la ampliación de aquello que nos hace evolucionar.

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados

¿Te interesa una lectura de monedas personalizada?
¿Quieres hacer un regalo original? ¡Consulta aquí!


Tres Mancias

Soy Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas personalizadas con monedas (I Ching), con cartas de Tarot y cartas astrológicas. También enseño Astrología on line. En todas mis lecturas, el enfoque es pragmático y laico, aportando información real, precisa y útil para que quienes me consultan ¡tomen decisiones por sí mismos!

0 comentarios

¿Preguntas, sugerencias, comentarios...?¡Adelante!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Lo sentimos. No es posible copiar contenido ni inspeccionar el código fuente
Tres Mancias

Suscríbete a nuestra newsletter

y recibe actualizaciones y promociones exclusivas