Consultoría en I Ching, Tarot y Astrología

Un nuevo horizonte profesional

A un consultante se le ofrece la posibilidad de cambiar de trabajo y solicita saber si el cambio será beneficioso. En la consulta, se obtuvo el signo Lin ~ El Acercamiento (19) con cambios en las segunda y quinta líneas, lo que deriva en la situación de Chun ~ El Obstáculo Inicial (3):

hexagrama 19 I Ching
Lìn (19) ~ El Acercamiento

Signo interno: Fu ~ El Retorno (24)
Inverso: Kuan ~ La Contemplación (20)
Contrario: Ts´ ui ~ La Reunión (45)
Opuesto: Tun  ~ La Retirada (33)

El Libro de los Cambios es muy claro: que aproveche la oportunidad que se le presenta entre manos porque tiene el conocimiento necesario para hacerlo. Sus cualidades serán bien recibidas en el nuevo entorno y, en lo interno, será como efectuar un salto enorme en el que encontrará mejores condiciones para trabajar y combinar con nuevos clientes. La amalgama entre el consultante y el nuevo lugar es prácticamente perfecta: el lugar le puede ofrecer una situación laboral mucho mejor que la actual, y el consultante cuenta con los recursos adecuados para insertarse en el nuevo medio que se abre ante él.

Sin embargo, las dificultades no provendrán de la oferta laboral en sí sino del mundo de relaciones personales que la oferta conlleva. Tal vez encuentre dificultades con otras personas que comparten el mismo lugar y probablemente tenga que abrirse paso entre ellas observando en el día a día pequeños problemas o escollos que pudieran presentarse. Si bien el cambio de ambiente laboral sería en sí mismo un avance de éxito, luego podrían surgir problemas de relación a los que habría que ir atendiendo a medida que se presentasen, con paciencia y a la espera de que la desconfianza mutua ceda. El consultante debería prestar atención que la desconfianza es mutua y, luego de que pase cierto tiempo, se dará cuenta de que no es preciso estar a la defensiva al momento de relacionarse.

hexagrama 3 I Ching
Chun (3) ~ El Obstáculo Inicial

Signo interno: Po ~ La Desintegración (23)
Inverso: Meng ~ El Joven Aprendiz (4)
Contrario: Hsieh ~ La Liberación (40)
Opuesto: Ting ~ El Caldero (50)

El consultante también quiso saber cómo reaccionarían sus clientes actuales ante el cambio de lugar laboral, y las monedas respondieron con el hexagrama Ming ~ El Oscurecimiento de la Luz (36) con cambio en la tercera línea, dando como complemento en la situación el signo Fu ~ El Retorno (24):

hexagrama 36 I Ching
Ming (36) ~ El Oscurecimiento
de la Luz

Signo interno: Hsieh ~ La Liberación (40)
Inverso y contrario: Chin ~ El Progreso Gradual (35)
Opuesto: Sung ~ El Conflicto (6)

Signo interno: Kun ~ Lo Receptivo (2)
Inverso: Po ~ La Desintegración (23)
Contrario: ~ El Entusiasmo (16)
Opuesto: Kou ~ El Acoplamiento (44)

El Libro de los Cambios señala una circunstancia interna que el consultante deberá atender: sus temores infundados. Dudas, inquietudes, vacilaciones deben descartarse, apartarlas con resolución. Los miedos al cambio de trabajo no tienen razón de ser y es preciso contar con una mirada introspectiva que “cace” los temores, llegando rápidamente al núcleo que los hace emerger. La oscuridad, en esta situación en particular, es interna, proviene del mundo emocional y mental del consultante, y deberá enfrentarlo para reconectar con la alegría que implica la nueva propuesta laboral.

En un principio, una persona se acerca a un lugar al que no pertenece. Más adelante, esa misma persona podría formar una unidad fusionada con el lugar en el que se ha insertado, y tomará el proyecto como si fuera propio, ¡ya sin dudas ni vacilaciones! Pero hay que recordar que estas recomendaciones de El Libro de los Cambios son una posibilidad en el universo anímico del consultante. Para que estas modificaciones ocurran, será preciso enfrentar las dudas que aquejan.

Dicho esto, el consultante solicitó una tirada con el Tarot marsellés, con el que se halla familiarizado a lo largo de su vida, y estas son las cartas que se obtuvieron:

Consultas al I Ching y al Tarot en Tres Mancias
Arcanos del Tarot de Marsella

¿Qué ocurre en su mundo interno? ¿De dónde provienen los temores? ¿Las razones son económicas? ¿Teme perder clientes a raíz del cambio de lugar? Estas inquietudes pueden jugarle una muy mala pasada al punto de dar por tierra con la oportunidad de mejora que se le presenta. Las monedas han recomendado un acercamiento activo a la propuesta pero el consultante puede vacilar en ello y no tomar las resoluciones necesarias que le hagan avanzar en el asunto.

Se anuncia un cambio radical, o mejor dicho, la posibilidad de un cambio radical que puede quedar truncado si no se “cazan” los fantasmas que acechan. En esencia, es tiempo de hacer una pausa: sin dejar de avanzar, evitando quedarse amparado en la falsa seguridad del «más vale malo conocido…», hacer un balance de los últimos años, despojarse de miedos y fantasmas, destapar los verdaderos y así poder dar el paso que el consultante anhela, con la seguridad y confianza de que será el primero que lo introducirá en una nueva etapa a nivel profesional, una etapa de mayor prosperidad en la que tendrá la oportunidad de no cometer errores del pasado, especialmente en relación con lo económico.

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados

¡Comparte esta nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on telegram

¿Preguntas, sugerencias...? ¡Comenta y participa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más consultas al Tarot

Otras notas y tips esotéricos

Ya te has suscrito a la newsletter.

¡Pronto recibirás
un e-mail de Tres Mancias!