El karma de la Luna en Capricornio

La energía ha cristalizado con cierto desinterés respecto del cuidado emocional de sí, con la tendencia a dejar estática y empobrecida la vida afectiva. Se considera que atender el mundo emocional es impráctico para la vida cotidiana y que no aporta elementos nutritivos o creativos.

Sin embargo, los lazos con la materia y con el deseo caracterizan a las cualidades del ánimo sobre las que se manifiestan y se elevan las frecuencias del resto de las energías, por lo que se trata de afectivizar el mundo de las formas y de acentuar el registro de los anclajes emocionales que puedan resultar aún provechosos para el propio desarrollo.

Recién desde ahí, será cuestión de aplicar en determinada relación afectiva el sentido del deber, la maduración y la capacidad de concentración hasta observar que el tiempo de dicha relación haya finalizado y que el deseo invertido en ella se haya agotado.

La energía emocional resulta potenciada pero controlada con flexibilidad desde la actividad mental, y la seriedad o sequedad iniciales pueden dar lugar a un movimiento más variable en el tono emocional, aún cuando sienta que buena parte de las relaciones han sido trascendidas. El esfuerzo de la transmutación consiste en observar y decidir qué vínculos precisan vivificarse para llevarlos a su consumación final, ya que si bien es cierto que buena parte del mundo concreto y de sus relaciones parecen no generar frutos en lo personal, también sucede que puede que se deje en el camino lo que leconvendría recuperar para el desarrollo de sí.

Este tipo de karma lunar se agota con el registro de la afectivización y de la desafectivización, procesos que resultan patentes incluso para el cuerpo físico, pero que conviene desligar respecto del deseo como energía anímica que puede vitalizar objetos e ideas potenciales y que no depende de las circunstancias temporales de la experiencia cotidiana.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesaría una lectura astrológica del karma, personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 commentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción