Consultoría en I Ching, Tarot y Astrología

La red magnética en Astrología

Las diferencias entre perspectivas astrológicas son teóricas, tal como se mencionó en la nota Tres enfoques en Astrología. En esta ocasión, vamos a considerar un tema que nos interesa a todos: el magnetismo, aspecto fundamental en cualquier estructura orgánica gracias al cual el organismo se mantiene con vida, y con cuyo manejo podemos determinar qué energías ingresan o no a través de nuestro cuerpo etérico.

Como generalidad, se considera a Júpiter como regente del magnetismo mental, y a Urano como regente del magnetismo físico. La conexión entre ambos se produce a consecuencia de un proceso que comienza desde que salimos del cuerpo materno y que se consolida hacia la edad de 7 años, cuando el cuerpo etérico transmisor de vitalidad adquiere forma y estructura definitivas.

A ese proceso se lo denomina transmutación y se observa en las relaciones Fuego-Agua y Tierra-Aire según el signo solar de nacimiento. En Karmas solares podrás encontrar referencias de ello para cada signo.

Durante ese proceso de transmutación, el cuerpo etérico comienza a absorber energía a través de un planeta específico que se destaca por sobre el resto. Para determinarlo, haremos uso de las regencias jerárquicas mencionadas por A. A. Bailey en su libro Astrología esotérica, las que Tres Mancias a su vez denomina regencias prototípicas por cuestiones éticas. Dichas regencias son:

Aries: Urano

Libra: Saturno

Tauro: Vulcano

Escorpio: Mercurio

Géminis: Venus

Sagitario: Marte

Cáncer: Neptuno

Capricornio: Venus

Leo: Neptuno

Acuario: Urano

Virgo: Júpiter

Piscis: Plutón

Para recapitular, observamos:

Júpiter

El magnetismo mental dirige a la materia (en principio, el cuerpo físico) y esta responde al libre albedrío.

Urano

El magnetismo físico comienza a ser moldeado por nuestra actividad mental.

Signo solar

Relaciones elementales antagónicas (Fuego-Agua, Aire-Tierra).

Regente

Prototípico del signo solar de nacimiento. Sus atributos completan la síntesis entre complementos.

La transmutación finaliza consolidando a este último regente como factor decisivo en la captación de impulsos mentales para direccionar el funcionamiento físico. En Desarrollos solares podrás encontrar referencias de ello para cada signo del Sol.

Esta función conectiva del regente prototípico entre lo mental y lo físico precisa ser acompañada, lo que ocurre de manera inexorable, por la acción decreciente de otra fuerza que esotéricamente rige a las emociones: la Luna o mente en latencia. En Karmas lunares encontrarás referencias de ello para cada signo de la Luna.

De esta manera, el desarrollo (Sol) y el karma (Luna) también se enlazan como factores que integran permanentemente dos aspectos de nuestra estructura: el aspecto físico (Urano) y el aspecto mental (Júpiter).

Como se dijo, el enlace entre Júpiter y Urano sucede a través de la transmutación de los elementos del signo del Sol y del signo lunar. A ello, habrá que sumarle la acción del regente prototípico como canalizador tanto de la energía liberada en la transmutación como de la energía del ascendente.

Los detalles de cada caso ampliarán la interpretación y así observaremos que:

Un contacto entre Urano y Júpiter depende de la integración entre opuestos zodiacales (complementos) y elementales (Fuego-Agua, Tierra-Aire).

El signo Ascendente modifica la acción de Urano natal ya que las cualidades físicas responden a la energía mental: Júpiter es el magnetismo mental, el Ascendente es la dirección que adquiere la energía mental.

Otras coyunturas pueden aportar coincidencias interesantes, como por ejemplo con los ascendentes Aries, Virgo y Acuario (ver regencias prototípicas). Estas coincidencias refuerzan uno u otro aspecto de la estructura.

Las relaciones entre distintas perspectivas astrológicas (karma, desarrollo de la conciencia, libre albedrío) surgen más fácilmente a la vista si pensamos en temas de interés. Este artículo sobre el magnetismo es un granito de arena dentro del universo de relaciones astrológicas por descubrir.

Espero que esta nota te haya resultado interesante. ¡No olvides dejar tus comentarios y de sugerir otros temas si así lo deseas!

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados

¡Comparte esta nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on telegram

¿Preguntas, sugerencias ...? ¡Comenta y participa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más notas imperdibles

Astrología - Tres Mancias

Fusiones astrológicas

Liberarnos del karma supone sutilizar la expresión energética para alcanzar un resultado: retirarnos de las ruedas de reencarnación en un plano que se halla regido por el placer y por

Ir a la nota >>
Astrología - Tres Mancias

El efecto cometa

Dado un punto de marcado desequilibrio energético, se deducen otros cinco puntos sensibles en una carta astral. Un punto de marcado desequilibrio energético lo constituye un grado de signo regente,

Ir a la nota >>
Astrología - Tres Mancias

Las tres cartas natales

La Astrología del Desarrollo considera principalmente tres cartas natales que se deducen desde las posiciones astrales de los planetas y del Ascendente. La primera de ellas es la carta astral,

Ir a la nota >>

Otras notas y tips esotéricos

Ya te has suscrito a la newsletter.

¡Pronto recibirás
un e-mail de Tres Mancias!