Máxima Zorreguieta y su adiós a las tradiciones (breve lectura)

Carta natal de Máxima ZorreguietaCarta natal de Máxima Zorreguieta ©Tres Mancias

En el aspecto externo, esta configuración muestra una transformación armónica de la energía. Una visión práctica y una disposición suave para acercarse a las cosas y a las personas facilitan organizar y capitalizar la experiencia en general, con rasgos de seriedad, responsabilidad y cierta cuota de autolimitación que permite no “perderse” en la sensorialidad. Se trata de un tema natal en el que no suelen presentarse finales abruptos o cortes taxativos sino que tiende a encaminarse mediante transiciones hacia una experiencia más de tipo mística o artística y hacia una percepción mucho más sensible que la que se desarrolla durante la mayor parte del tiempo.

Básicamente, se siente atraída hacia sus propias formas y se encuentra a gusto con las consecuencias de sus propios actos. También cuenta con habilidad para alejarse de las corrientes colectivas que podrían conducirla a círculos repetitivos de acción y de respuesta. Sin embargo, lo social no deja de ser fuente de dinamismo y de creatividad y es un ámbito que le permite plantearse objetivos a futuro y adentrarse activamente en caminos que la conducen hacia la consecución de sus metas.

Mucho puede alcanzar siguiendo sus corazonadas y sus intuiciones, sin generar karma y modificando activamente las posibilidades futuras pero cuando la expresión se torna autocentrada y no mira hacia los costados, se pierde algo de la empatía emocional típica de las transiciones que se mencionaron, como si “ablandarse” supusiera abandonar la certeza y los planes de acción.

Difícilmente se deje manejar y es más probable que extraiga fuerza anímica mediante procesos que mantiene ocultos a la mirada ajena. Sin darse a conocer y sin mostrar lo que internamente vive, transforma lo negativo en positivo y viceversa, como una manera de reflotar el pasado y de liberarse de él. Estos procesos son intensos y viscerales pero tienen un efecto regenerador sobre la persona y su vitalidad. No le importa si esta manera de tratar con las tendencias kármicas la conduce hacia circunstancias que ya no tienen razón de ser o si la devuelven a escenarios caducos, ya que la riqueza que obtiene luego de atravesar estos procesos de regeneración aumenta su nivel energético y le aporta cualidades de expresión adecuadas para maniobrar en situaciones no del todo felices.

El despegue respecto de lo familiar o más antiguo en la experiencia de vida es una característica kármica que se encuentra consumada y agotada. Su mente, haciendo ejercicio del libre albedrío, no cesará de introducirla en la novedad y en la reformulación de las costumbres, ecos de libertad que hacen las veces de nexo vital con el mundo.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesaría una lectura astrológica del libre albedrío personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá. ¡Recordá que Astrología del Libre Albedrío es una oferta especial que sólo encontrarás en Tres Mancias!


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 commentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción