Planetas estables y signos variables

Arte huichol
Arte huichol. Tau (Sol) y Meeséri (Luna)

A los planetas se los considera nódulos de energía concentrada. Conformados por elementos químicos que han cristalizado la materia, presentan un movimiento de rotación sobre su propio eje y de traslación estable alrededor del Sol (órbitas).

A lo largo de la historia, estos nódulos han sido caracterizados con atributos o cualidades específicas según las correlaciones que se observaban entre los fenómenos terrestres y sus posiciones en el trasfondo zodiacal. De esta manera, se les atribuyó una mayor o menor potencia en su expresión, lo que comúnmente se denomina “dignidades planetarias”.

Distintos autores han formulado diversas maneras de considerarlas pero una de ellas, la más general, es la más consensuada al momento de estudiarlas. Así, suele entenderse que Marte se encuentra exaltado en el signo de Capricornio, lo que significa que cuando se encuentra transitando dicho signo se potencia el deseo en la materia, y las formas concretas llegan a un punto máximo de expresión. En otro ejemplo, la Luna (expresada en nuestro planeta) se encuentra en caída en el signo de Escorpio y cuando transita dicho signo se considera que se halla debilitada, reduciendo su potencial fertilidad por la tendencia a absorber energía antes que a manifestarla hacia el exterior.

Los términos que se emplean para sopesar la actividad de cada astro, entonces, son: regencia cuando hay identidad de formas entre los atributos y un signo, detrimento cuando no la hay, exaltación cuando la expresión se potencia y caída cuando se debilita. Por ejemplo: se considera que Venus se encuentra debilitado en el signo de Virgo y así se deduce que la expresión amorosa, la disposición a enlazar y a armonizar tienen poco peso en una configuración. También se suele entender que la expresión afectiva se enfría por tornarse más mental y que prima la lógica por sobre los sentimientos.

Esta manera de valorar la expresión planetaria se encuentra lejos de corresponder con las observaciones. Un planeta es una fuerza caracterizada con disposiciones o atributos y cumple inexorablemente una función energética en todos. La función es inalterable y es un error considerar que la fuerza fluctúa o varía según el signo de emplazamiento: lo que cambia es la expresión del signo y la visibilidad de la función, no la función misma.

Por lo tanto, es Virgo quien se encuentra debilitado a través de Venus. Las personas que cuenten con Venus en Virgo experimentarán su vida afectiva de mil maneras posibles, podrán perfectamente apasionarse o desencantarse como lo haría cualquier persona con Venus en Piscis y conjunta al Medio Cielo. Que Virgo se encuentre debilitado significa, entonces, que las certidumbres, la lógica, el orden y los métodos son cuestiones que tienden a no ser viables en el mundo sentimental y que la disposición a dejarse impregnar por la experiencia en general no conducirá a una mayor participación con el entorno. Con Venus en Virgo, en Piscis o en cualquier otro signo, la experiencia afectiva puede adquirir cualquier intensidad y modalidad, al igual que las fluctuaciones emocionales y el biorritmo lunares o la potencia y la agresividad marcianas.

Interpretar una carta desde este sentido de lectura habla acerca de los signos, no de los planetas: Virgo cae a través de Venus, Tauro se exalta a través de la Luna, Sagitario encuentra correspondencia a través de Júpiter, etc.. Para verlo con una metáfora, podría pensarse en un teatro: los planetas son directores estables y los signos son actores que cambian de rol según el director que se les asigne desde la Tierra.

Los directores son los genios planetarios que viven sus atributos en plenitud y que con su libre albedrío maniobran con la energía que varía. Los genios utilizan sus atributos para cambiar de forma, y viendo a través de ellos sólo los podemos observar según el trasfondo en la perspectiva. Los genios no se alteran, las formas sí. Los genios reciben las 12 energías de signo todo el tiempo pero es nuestra perspectiva la que los encasilla. Los genios son libres.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

Signo Rige en Detrimento en Exaltación en Caída en
Aries Marte Venus Sol Saturno
Tauro Venus Plutón Luna Urano
Géminis Mercurio Júpiter Plutón
Cáncer Luna Saturno Júpiter Marte
Leo Sol Urano Neptuno Mercurio
Virgo Mercurio Neptuno Venus
Libra Venus Marte Saturno Sol
Escorpio Plutón Venus Urano Luna
Sagitario Júpiter Mercurio Plutón
Capricornio Saturno Luna Marte Júpiter
Acuario Urano Sol Mercurio Neptuno
Piscis Neptuno Mercurio Venus

¿Te interesa una lectura astrológica personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 commentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción