Consultoría en I Ching, Tarot y Astrología

El karma del Sol en Virgo

La naturaleza terrena transmuta hacia el Aire y así el cuerpo comienza a absorber energía enfocándola a través de Júpiter. La expresión sostiene un tono sublimatorio y encuentra manifestación a través de la actividad racional. La mente se halla ligada al desarrollo material y vuelca la ideación hacia la construcción de formas que aportan utilidad funcional. La experiencia es fuente de conocimiento y en su mismo devenir surge el progreso.

La conveniencia, la conformidad y la costumbre pueden no permitir percibir que al mantenerse anónimo en las multitudes las habilidades pueden no apreciarse y así surgir el estancamiento. Antes que desarrollar carencias, las fusiones precisan utilizar los propios recursos que se han mantenido opacados por la tradición, el orden predominante o una funcionalidad que desconoce la individualidad.

Al ubicarse como observador externo, se desarrolla objetividad para tomar decisiones respecto de la continuidad en los ambientes frecuentados, para evaluar en qué medida lo que se ha aceptado deja lugar o no a la creatividad, y para comprender que discriminar no significa necesariamente separar. Se puede entrar y salir mentalmente de cualquier situación y así se utilizan la visión interna, la introspección, la objetividad y la toma de distancia para realizar cambios funcionalmente vitales, perfeccionadores y beneficiosos tanto para sí como para otros.

Estos cambios externos tienen un correlato interno cuando coexisten distintas percepciones de sí mismo, disímiles pero que no llegan a afectar la coherencia interna ya que la identidad sostiene una capacidad elaborativa tal que, aún con diferencias internas, genera efectos neutros. La conciencia, entonces, se puede enfocar en el área afectiva de la experiencia y trasladar ahí su habilidad para pertenecer y al mismo tiempo diferenciarse.

Desarrollar la capacidad de abstracción e intuición puede ser una actividad que ocurre de manera aislada pero permite una flexibilidad mental que, de lo contrario, suele quedar interferida cuando aumentan los contactos emocionales. Al reevaluar los modos de ser y de estar en los ámbitos de inserción, se podrá irradiar al mismo tiempo el propio sentido de autonomía y de unicidad, independencia y conciencia grupal, originalidad entre las rutinas, y emprender el crecimiento de sí ligado seguramente al de los otros.

La conciencia se define a través de su asociación con el contexto. Así, el pensamiento desarrolla utilidad, método, orden y detalle en función de las formas mentales antes que de las físicas o emocionales. Surge una actividad magnética variable, volátil y errática por captar la diversidad que atrae el pensamiento. Los impulsos dinamizan, reordenan los componentes de la visión y brindan la posibilidad de innovar en la lógica que subyace a las afinidades.

©Julia Pérez Bustamante | Todos los derechos reservados

¡Comparte esta nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on telegram

¿Preguntas, sugerencias...? ¡Comenta y participa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más karmas solares

El karma del Sol en Leo

La naturaleza ígnea transmuta hacia el Agua y así el cuerpo comienza a absorber energía enfocándola a través de Neptuno. La expresión mental aporta la dinámica que impulsa la autoexpresión.

Ir al Sol >>

El karma del Sol en Géminis

La naturaleza aérea transmuta hacia la Tierra y así el cuerpo comienza a absorber energía enfocándola a través de Venus. El registro de polos inicia la resolución del dualismo y

Ir al Sol >>

El karma del Sol en Cáncer

La naturaleza acuosa transmuta hacia el Fuego y así el cuerpo comienza a absorber energía a través de Neptuno. Los movimientos de retorno se producen de diversas maneras. La energía

Ir al Sol >>

Otras notas y tips esotéricos

Ya te has suscrito a la newsletter.

¡Pronto recibirás
un e-mail de Tres Mancias!