La decisión de convivir

Un consultante se encuentra en una relación de pareja con quien planea irse a vivir juntos en breve, por lo que quisiera saber cómo le irá en esa nueva etapa de su vida. Estas son las cartas obtenidas en tres lecturas con distintos mazos.

Tarot

La decisión de convivir es curiosa…Pareciera que se ha tomado esa decisión luego de que la relación presentase signos visibles de deterioro, como si el corazón ya no estuviera puesto en ella. La moral, las costumbres y las presiones externas han sido factores cruciales y podría decirse que dicha decisión tal vez no sea del todo afortunada…

Aún si el consultante fuese más activo o más pasivo en el devenir de las cosas, pareciera que un sí o un no son las dos caras de una misma moneda. Es decir que no importa cómo se miren las cosas porque el resultado o el final de la situación es el mismo. Opiniones externas acerca del tema e intenciones propias en uno u otro sentido parecen ser distintas en lo superficial pero ambas redundan en lo mismo: un encuentro fallido entre dos personas.

La fuerza de la obediencia es importante y es probable que surgiese algún tipo de represalia o descontento si se diera marcha atrás pero, una vez más, nada de eso importa: la unión parece ser un hecho.

En este contexto, los deberes se cumplen y las normas impuestas son llevadas sin estar plenamente convencido aunque el consultante bien se guarda de no exhibir estos pensamientos. Es como si la unión representase una especie de relegamiento de los intereses personales y por estas razones el consultante no dará de sí todo lo que se espera que ofrezca o que invierta en el cambio que se avecina.

El manejo de los recursos, por ejemplo el dinero, parece ser un factor muy importante en el asunto y atraviesa toda la situación al punto que reordena, incide y afecta a la percepción de las cosas y al pensamiento. En toda esta cuestión, parece que el consultante está enfocado en qué piensa y en lo que planea hacer en concreto y no tanto en considerar sus intenciones o su voluntad.

Puede ser que la idea de convivir haya sido planteada hace un buen tiempo y que se haya sostenido aún cuando se iba observando que las cosas no encajaban de todo, pero el consultante bien sabe que se trata de una relación en la que la vida sexual se halla a pleno y esta es un área que le brinda satisfacciones que tal vez compensen la experiencia en otros ámbitos en los que haya que poner un poco más de esfuerzo para compatibilizar.

Es bastante probable que si continúa por este camino se arrepienta y se lamente por lo que dejó atrás y por lo que ya no volverá cuando su situación de vida se modifique pero en ese momento posiblemente encuentre nuevas relaciones, amistades o compañeros con los que encontrará algo de estímulo que le hará olvidar parte del pesar que sienta por un pasado dejado atrás.

Lo que no se puede dejar pasar es el sentimiento de estar siendo sometido de alguna forma a una situación que no desea pero en la que se aparenta entrañar sentimientos mutuos. Aún así, si se acomoda con su pareja a las circunstancias que le tocan y se amolda a los esquemas en un cuadro prolijo y ordenado, es probable que goce de cierta prosperidad. También es preciso que tenga en cuenta que su pareja probablemente esté atravesando una situación similar a la suya, por lo que ambos bien podrían compartir sus sentimientos en este sentido.

En algún momento, esta situación quedará también en el pasado, la mirada ya dejará de posarse sobre sí mismo y el consultante se enfocará en las nuevas posibilidades que presente el mundo más adelante. Se avecinan cambios de raíz, internos y externos, una renovación del deseo, y las cartas indican una dirección precisa cuando llegue ese momento: no vuelva la mirada hacia atrás reflotando una especie de “sacrificio personal” porque lo que cuenta es la dirección hacia futuro. La mirada puesta en el mañana será la base en la que se apoyará y de ello dependerá su situación material y su prosperidad en general.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura de Tarot personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 commentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción