Quienes siguen a Tres Mancias habrán observado que se ofrecen lecturas astrológicas desde distintas perspectivas: la Astrología Kármica, la Astrología del Desarrollo y la Astrología del Libre Albedrío. Sin embargo, la división es teórica ya que los temas kármicos se enlazan a las características del desarrollo y a las cualidades del libre albedrío. De todas formas, hacer énfasis en alguna de dichas perspectivas abre suficientemente la mirada como para ofrecer lecturas específicas en cada tópico.

El karma, el desarrollo de la percepción y el libre albedrío son aspectos indisociables de la conciencia: cada vez que emprendemos una acción, algo se inicia y un proceso de despliegue comienza más allá de la dirección y de la duración de la actividad, mientras que con nuestra voluntad decidimos ponerla en marcha y darle o no continuidad.

Podríamos tomar como ejemplo la breve muestra de lectura a partir de los datos natales de Winona Ryder, sobre quien se ofrece una mirada desde la Astrología del Libre Albedrío:

* El pasado ejerce una atracción muy fuerte y hay una repetición de formas a lo largo del tiempo: la mente reproduce una y otra vez lo que ha quedado atrás.
* Los sucesos del devenir se presentan a su debido tiempo: aunque algunos pueden modificarse más fácilmente que otros, el pensamiento atrae experiencias muy lejanas que son difíciles de transformar.
* Sagitario y Capricornio son dos signos muy importantes para entender las reacciones espontáneas y las decisiones que se toman.

En el resumen anterior, ¿acaso es posible diferenciar qué corresponde al karma, qué es propio del desarrollo o en qué momento se manifiesta el libre albedrío? Está claro que son tópicos entrelazados y que la interpretación necesariamente los integra en cualquier lectura. Sin embargo, podemos captarlos como aspectos específicos de la conciencia mediante organizadores astrológicos o conjuntos de planetas que conducen la expresión de la acción (karma), del magnetismo para crear (desarrollo) y de la voluntad (libre albedrío).

Los seguidores que practican Astrología fácilmente pueden acercarse a cualquier carta astral y observar, justamente, lo astral: el aspecto emocional de la experiencia. Son las semillas a desplegar, la energía que se expresa hacia la latencia y hacia el crecimiento. En ese despliegue, algunos planetas toman la delantera y organizan la actividad. Pero es importante entender que si queremos enfocarnos en el karma, observamos toda la carta y lo mismo ocurre con cualquiera de los otros dos enfoques. Como se ha dicho, los conjuntos de planetas que se mencionarán a continuación son sólo organizadores de la lectura. Como tales, proveen el marco o el lente de abordaje para cada tópico específico:

Karma. Observamos la Luna (formas en latencia), Marte (deseo de expresión en la materia) y Saturno (agotamiento de una acción), en ese orden.
Desarrollo. Observamos Plutón (absorción), Sol (vitalidad), Venus (enlace) y Urano (magnetismo físico), en ese orden.
Libre Albedrío. Observamos Mercurio (pensamiento), Júpiter (magnetismo mental) y Neptuno (voluntad, disolución de la materia), en ese orden.

Existen otros organizadores de las lecturas, más complejos, que no es posible abordar en esta nota. Pero los que se mencionaron funcionan como indicadores de todas las potencialidades contenidas en la materia: son los motores que se ponen en marcha con la fuerza emocional que se observa en una carta astral. En ella, vemos cómo los planetas de cada conjunto se relacionan entre sí (con o sin aspectos) para arribar a un enunciado-base que nos orienta en el tema o tópico de interés.

Desde estas perspectivas, la riqueza de la interpretación aumenta. Y si lo desean, los practicantes pueden bucear en estos temas combinándolos en función de las relaciones que encuentren: ¿Júpiter también es un regente kármico? ¿Qué señala la Luna en aspecto a Urano? ¿Y Marte en relación con Neptuno?

¡Espero que esta nota les haya resultado de interés! ¡No se olviden de dejar sus comentarios!

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura astrológica personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 commentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción